img_7767

COMUNIDAD DE TEOLOGÍA

En el Seminario de Ciudad Real, tras cursar el Año de Fundamentación, los seminaristas pasan a formar parte de la comunidad de Teología. En ella, los seminaristas siguen educándose en lo espiritual, intelectual, humano y pastoral, siempre con vistas a configurarse con Cristo para poder servir mejor en el futuro.

El Rector del Seminario, que acompaña a la comunidad diariamente, es su formador. Cuenta con la colaboración del Padre Espiritual, otro sacerdote cuya labor principal es atender a los asuntos de conciencia del seminarista y a su acompañamiento personal.

La formación que reciben los seminaristas tiene cuatro dimensiones. La formación espiritual, acompañados por otro sacerdote (el Padre Espiritual) que les va mostrando el camino a seguir para conseguir una formación íntegra. La formación espiritual guarda una relación muy estrecha con la formación intelectual y la pastoral, pues lo que se busca es una formación total del alumno. El Seminario de Ciudad Real otorga mucha importancia a la formación pastoral, saliendo a parroquias de la Diócesis los fines de semana, conviviendo con los educadores del Seminario Menor y participando en la pastoral de los hospitales. La formación intelectual se orienta al estudio de filosofía y de teología durante seis años. El estudio está muy ligado a las otras dos dimensiones ya que cada materia que se estudia tiene aplicación espiritual y prepara el futuro pastoral del sacerdote. La dimensión restante es la formación humana que pretende moldear la personalidad del futuro sacerdote para configurarlo como hombre de comunión, equilibrado emocionalmente y justo en su conducta.

El conjunto tan distinto de jóvenes que forman la comunidad conforma una pluralidad enriquecedora que consigue una entrega a la vocación sana y comunitaria, con una vivencia alegre que consigue hacer a la comunidad de teología un ejemplo para todo el Seminario.

 Este curso la comunidad de Teología está formada por 15 chicos de diferentes pueblos de nuestra diócesis. Estos son: Pascual, Ángel, Martín, Óscar, Borja, Miguel, Pablo, Abel, Francisco José, Carmelo, Iván, Saúl, Francisco Javier, José Manuel y Raúl.