Del 1 al 4 de febrero los más grandes del Seminario
Menor han visitado Barcelona. Dicho viaje tiene una doble
finalidad: cultural y religiosa-vocacional. Durante esos
días han sido acogidos por el Seminario Interdiocesano
de Cataluña, con cuyos seminaristas y formadores
han convivido. Uno de los momentos más emotivos y
fascinantes ha sido la visita a la Sagrada Familia y al
monasterio-santuario de Montserrat.

Allí pasaron unos días de visitas culturales a los lugares más representativos de la ciudad, y de convivencia tanto con el Seminario Menor de Barcelona como con los seminaristas mayores Seminario Interdiocesano de Cataluña. Gracias a todos los que hicieron posible estos días fabulosos, especialmente a Fernando Rubio, que nos acompañó durante todo el viaje, al Seminario Interdiocesano de Cataluña, que tan amablemente los hospedó en su casa, al Seminario Diocesano de Barcelona y a mosén Turull, rector de la Basílica de la Sagrada Familia.