Ya ha dado comienzo en el Seminario el nuevo curso 2020-2021, curso que se se plantea de un modo muy peculiar y especial por la situación tan complicada que estamos viviendo.

El Seminario Menor dió comienzo a sus clases el pasado 14 de septiembre, y los seminaristas mayores comenzaron con una semana de Ejercicios Espirituales, dirigidos por D. Alejandro Castillo, director Espiritual del Seminario de Santander.

Este año son 12 los niños y jóvenes que forman la comunidad del Seminario Menor y también son 12 los seminaristas que conviven en la comunidad del Seminario Mayor, número muy simbólico y especial. Este año mejor que nunca se puede ver cómo el Seminario es, al igual que lo fue la casa de Pedro en Cafarnaún, esa escuela de discípulos en la que el Maestro de Galilea va educando y enseñando a los apóstoles el misterio del Reino (Mc 4,34; Mc 9,28).